Wednesday, March 18, 2020

Waterfall of Grace (Catarata de Gracia)


What a crazy time we are living through right now! I am so thankful we know that our God is in control! And I am so thankful for His grace that is unending, unfailing, and ever-present.

Today I wanted to share a poem I wrote last year after visiting the valley of waterfalls in Switzerland. And the video below captured a special moment when the waterfall created a rainbow - reminding me that not only is God's grace powerful and ever-flowing, but He keeps His promises and works all things for good for His children.

I hope these truths encourage you today.



Waterfall of Grace

It came from the water – 
First flowing, rushing,
Over rocks, moss, and sand,
Moving downward, onward,
Until it reached the place of stillness,
Quiet, calm, peace. 
There at last I saw it,
In the midst of flowers, trees, and sky – 
My reflection,
Disturbed only by gentle ripples from a passing breeze. 
A familiar face in an unfamiliar place,
Imperfectly perfect. 
And I understood anew 
The beauty of grace,
That comes like the water. 

Copyright Joanna K. Harris 2019 





Catarata de Gracia

¡Qué tiempo tan loco el que estamos viviendo ahora mismo! ¡Estoy tan agradecida porque sabemos que nuestro Dios está en control! Y estoy muy agradecida porque Su gracia es interminable, infalible y omnipresente.

Hoy quería compartir un poema que escribí el año pasado después de visitar el valle de las cataratas en Suiza. Y el video que le sigue muestra un momento especial cuando la cascada creó un arco iris haciéndome recordar que la gracia de Dios no solamente es poderosa y siempre fluida, sino que guarda Sus promesas y obra en todas las cosas para el bien de Sus hijos.

Espero que estas verdades te animen hoy.


Catarata de Gracia

Vino del agua
Primero fluyendo, corriendo,
Sobre rocas, musgo y arena,
Moviéndose hacia abajo, hacia adelante,
Hasta que llegó al lugar de la quietud,
Sereno, tranquilo, en paz.
Al fin lo vi
En medio de flores, árboles y el cielo-
Mi reflejo,
Perturbado solo por suaves ondas de una brisa pasajera.
Una cara familiar en un lugar desconocido,
Imperfectamente perfecto.
Y entendí de nuevo
La belleza de la gracia
Que viene como el agua.

Wednesday, March 4, 2020

It’s Ok If It Doesn’t Make Sense (Está Bien Si No Tiene Sentido)


Robin Mark is one of my favorite worship musicians. One day as I was listening to his music, I was deeply moved by these words:

“You’re everywhere in every place,
In every time and every space, 
And every breath that I take you lend, 
You’re the only one who satisfies,
Only one who makes my life make sense.”

This simple chorus resonated with me so strongly, especially the last line. 

Have you ever felt like your life didn’t make sense? Have you felt accused by others who think you’re doing something wrong, because things just don’t “make sense” the way they are right now? Have you questioned God and cried out for answers, only to still not know why you’re going through certain things? 

I think there are many times and circumstances in this life that to us just don’t make sense. But it’s ok. We are not God. We do not live in every time and every space. Our vision and understanding are limited. But God is infinite! If we saw what He saw and knew what He knew…I think we would smile and say, “Ah yes, that makes sense.” 

And I don’t write these words lightly. Tears are flowing as I type this, because I want my life to make sense – to myself and to others. But it doesn’t.

So I have a choice. I can stress out over what I don’t understand, and feel condemned by others who don’t understand. Or I can choose by faith to smile, even through tears, and say, “Jesus, you’re the one who makes my life make sense.” 

I think about Jesus’ life when He was on earth. He was criticized, misunderstood, judged, condemned, mocked, and hated. And He was perfect! If the only perfect person who ever lived still experienced these things, what makes us think we won’t? 

Jesus, of all people, should have been only adored, respected, and admired. But His life didn’t “make sense” from a human perspective. His family criticized the way He did ministry. His disciples questioned and misunderstood Him. The Pharisees mocked and slandered Him. And no one seemed to understand why He died. It looked like a great tragedy. Ah, but from heaven’s view, it made perfect, eternal, beautiful sense!

Aren’t you glad Jesus didn’t worry about whether His life made sense to people? Aren’t you glad He understood the Father’s perspective and plan? Aren’t you glad that eventually God revealed that plan so clearly, so that now we have experienced the amazing gift of salvation in Jesus? What made no sense to people in Jesus’ day was later proved to be the marvelous wisdom, grace, and power of God! 

I don’t know what you’re going through today. And I don’t know how all the seemingly crazy pieces fit in God’s eternal plan…but I know, by faith, that they do. Somehow, from heaven’s view, your life makes sense. And so does mine. 

“You’re everywhere in every place,
In every time and every space, 
And every breath that I take you lend, 
You’re the only one who satisfies,
Only one who makes my life make sense.”

In the last four years, I’ve traveled more miles than I can keep track of. – And God has been with me in every time, place, and space.

I’ve lived through months of not being able to breathe well. – Yet somehow God continued to give me enough breath to live. 

I’ve suffered to the point where it felt like I had nothing left. – But Jesus was still more than enough to satisfy my heart. 

I’ve been through so many things, and still living with many things, that don’t “make sense.” – And it’s ok, because somehow in God’s wisdom, grace, and eternal plan – my life does make sense. 

Would you pray for me? Pray that I would take time to stop, to close my eyes, to see Jesus seated in heaven, and by faith, to smile and say, “Ah yes, my life makes sense.” 

And I will pray that for you too. 

Blessings my friends,
-Joanna



Está Bien Si No Tiene Sentido

Robin Mark es uno de mis músicos de adoración favoritos. Un día, mientras escuchaba su música, estas palabras me conmovieron profundamente:

“Estás en todas partes en todo lugar,
En todo tiempo y todo lugar,
Y cada respiro que tomo tú lo das,
Eres el único que satisface,
El único que hace que mi vida tenga sentido.”

Este sencillo coro resonó fuertemente dentro de mí, especialmente la última línea.

¿Alguna vez te has sentido como que tu vida no tenía sentido? ¿Te has sentido acusado por otros que piensan que haces algo mal porque las cosas sencillamente no “tienen sentido” como están ahora?¿Has cuestionado a Dios y clamado por respuestas, sólo para no saber por qué estás pasando por ciertas cosas?

Creo que hay muchas ocasiones y circunstancias en esta vida que para nosotros simplemente no tienen sentido. Pero está bien. No somos Dios. No vivimos en todo tiempo ni todo lugar. Nuestra visión y comprensión son limitadas. ¡Pero Dios es infinito! Si viéramos lo que vio y supiéramos lo que sabía... creo que sonreiríamos y diríamos: “Ah, sí, eso tiene sentido.”

Y no escribo estas palabras a la ligera. Las lágrimas fluyen mientras escribo esto, porque quiero que mi vida tenga sentido, para mí y para los demás. Pero no es así.

Entonces tengo una opción. Puedo estresarme por lo que no entiendo y sentirme condenada por otros que no entienden. O puedo elegir por fe sonreír, incluso entre lágrimas, y decir: “Jesús, tú eres el que hace que mi vida tenga sentido.”

Pienso en la vida de Jesús cuando estuvo en la tierra. Fue criticado, incomprendido, juzgado, condenado, burlado y odiado. ¡Y fue perfecto! Si la única persona perfecta que vivió todavía experimentó estas cosas, ¿qué nos hace pensar que no nos sucederá?

Jesús, de todas las personas, solo debería haber sido adorado, respetado y admirado. Pero su vida no tenía “sentido” desde una perspectiva humana. Su familia criticó la forma en que hizo el ministerio. Sus discípulos lo cuestionaron y lo malinterpretaron. Los fariseos se burlaron y lo calumniaron. Y nadie parecía entender por qué murió. Parecía una gran tragedia. ¡Ah, pero desde el punto de vista del cielo, tenía un perfecto, eterno y hermoso sentido!

¿No te alegra que Jesús no se haya preocupado de si su vida tenía sentido para la gente? ¿No te alegra que haya entendido la perspectiva y el plan del Padre? ¿No te alegra que finalmente Dios haya revelado ese plan tan claramente, de modo que ahora hayamos experimentado el asombroso regalo de la salvación en Jesús? ¡Lo que no tenía sentido para la gente en los días de Jesús se demostró luego que era la maravillosa sabiduría, gracia y poder de Dios!

No sé por lo que estás pasando hoy. Y no sé cómo todas las piezas aparentemente locas encajan en el plan eterno de Dios... pero sé, por fe, que lo hacen. De alguna manera, desde el punto de vista del cielo, tu vida tiene sentido. Y la mía también.
“Estás en todas partes, en todo lugar, 
En todo tiempo y todo lugar, 
Y cada respiro que tomo tú lo prestas, 
Eres el único que satisface, 
el único que hace que mi vida tenga sentido.”
En los últimos cuatro años, he viajado más millas de las que puedo recordar. – Y Dios ha estado conmigo en todo momento, lugar y espacio.
He vivido meses sin poder respirar bien. – Sin embargo, de alguna manera Dios continuó dándome suficiente aliento para vivir.

He sufrido hasta el punto de sentir que no me quedaba nada. – Pero Jesús todavía fue más que suficiente para satisfacer mi corazón.

He pasado por tantas cosas y sigo viviendo con muchas cosas que no “tienen sentido.” – Y está bien, porque de alguna manera en la sabiduría, gracia y plan eterno de Dios, mi vida tiene sentido.
¿Orarías por mí? Ora que me tome el tiempo de parar, cerrar los ojos, ver a Jesús sentado en el cielo y, por fe, sonreír y decir: “Ah, sí, mi vida tiene sentido.”
Y oraré por ti también.

Bendiciones mis amigos,
-Joanna